Aprende a fabricar tu propio Pellet de Biomasa en casa

Si eres de las personas que no confían en los químicos conservantes, entonces estas de suerte; ya que hoy podrás aprender a fabricar el combustible más rentable y avanzado desde la comodidad de tu hogar: el Pellet Biomasa.

Es esencial que sepas que el proceso de fabricación del pellet industrial no es algo sencillo, ya que consiste en la compactación de los materiales primos hasta reducir su tamaño. Sin embargo, puedes lograr realizar uno propio con materiales de desecho que encontrarás en casa.

Proceso de fabricación del Pellet de Biomasa casero

Lo primero que necesitas para el Pellet de Biomasa casero es ubicar la materia prima. Puedes escoger varios tipos y combinarlos, como la corteza de árbol, césped cortado, cáscara de almendras y afines o el hueso de las olivas; buscando siempre su eficiencia calórica. Para fabricarlo necesitas hacer lo siguiente:

  • Reduce su tamaño: Combinar los materiales o utilizarlos individualmente es indiferente, lo que prevalece es su tamaño; así que debes cortar en trozos muy pequeños los materiales que desees utilizar, buscando que queden del tamaño adecuado para compactarlo.
  • Extrae la humedad: Si el pellet está húmedo, su eficiencia energética decrece; por lo que es muy importante reducir la cantidad de humedad natural que poseen los materiales. Esto debes hacerlo a una baja temperatura, preferiblemente hazlo con el calor del sol, para no quemarlo.
  • Combina el material: Una vez te asegures de que la materia se encuentra seca, debes proceder a combinar los pequeños trozos que has cortado; agrega agua para que estos se adhieran, pero no te excedas, debes lograr que los materiales se fijen entre sí.
  • Compacta los materiales: Esta compactación debe ser a alta presión y con una temperatura alta, no te preocupes por el agua, ya que el calor lo reducirá. Debes hacer que el pellet se vea denso y que no posea quiebres en la parte exterior.
  • Preselección del pellet: Cuando culmines con la compactación, debes separar las piezas de pellet de buena calidad de aquellas que no se compactaron; de esta manera, evitaras utilizar un combustible de baja calidad cuando utilices el combustible.
  • Empaquetado del pellet: Ahora que los has separado, descarta los malos y almacena el pellet compactado; recuerda que este combustible debe estar lejos de la humedad, así que guárdalo en un sitio adecuado.

Para finalizar, si quieres saber si tu Pellet de Biomasa casero es el adecuado, solo debes sumergir una pieza del combustible en agua limpia. Este debe hundirse totalmente para cumplir con la calidad esperada, así sabrás que su eficiencia energética es la ideal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *